Aprende a vestir tu sofá o cama con cojines

Aprende a vestir tu sofá o cama con cojines

Una de las tendencias más populares de decoración se basa en el uso de cojines para vestir tanto un sofá como una cama y es que los podemos encontrar en diferentes colores, en muchas texturas a elegir, en varios tamaños, así como con muchas otras características.

Debido a esta gran variedad, encontrar los cojines adecuados para cada espacio no es algo muy sencillo.

¿Quieres aprender a decorar con cojines? En este artículo os damos alguno tips muy sencillos para que puedas ponerte manos a la obra cuanto antes.

Claves para decorar con cojines

Olvídate por un momento de tus gustos y echa un vistazo a estas normas que hay que respetar cuando se decora con cojines. Siempre tendrás la posibilidad de agregar tu propio estilo para lograr combinaciones demoledoras a posterior.

Tamaño de los cojines: Presta atención a los cojines más pequeños, ya que estos se deben de situar si o si delante. De esta forma conseguiremos una grata sensación de profundidad, además de que no ocultaremos ningún cojín (como ocurriría si los cojines grandes estuvieran delante).

Mezcla de colores y texturas: Lo más recomendable es que mezclemos colores sólidos con diferentes texturas. Si tenemos un cojín que tenga motivos estampados, este se debería de colocar en el centro de la cama o del sofá. Así, este cojín se convertirá en el principal protagonista del lugar, pero al mismo tiempo el resto de elementos no pasarán desapercibidos.

Separación: Tampoco puedes colocar los cojines de forma en la que queden apilados unos encima de otros. Debe de existir una separación de unos 40 cm aproximadamente; tampoco te debes de pasar con la separación porque de lo contrario, quedarán muy dispersos.

Número: ¿A qué nunca habías pensado que el número de cojines pudiera ser importante? Pues los expertos nos dicen que hay que intentar que este número siempre sea impar y para ello pondremos el último cojín siempre en el centro.

Estampados: Los estampados en los cojines son una buena forma de decorar, pero es importante que no nos pasemos en este punto. Te recomendamos que los combines siempre con tonos más lisos que puedan relajar la composición en cuestión y que no hagan que esta resulte demasiado estridente.

Es decir, que si vamos a incorporar 4 cojines al sofá, vale la pena que los dividamos en grupos de 2, logrando un equilibro perfecto entre estilos.

Forma: A lo largo de todo el texto hemos visto como la mezcla de los estilos se basaba tanto en texturas, como en colores, pero en ningún momento nos podemos olvidar de las formas. Por poner un ejemplo, podemos combinar sin problemas aquellos cojines que tengan forma cuadrada, con formas redondas, incluso hasta rectangulares. Además, en el mercado podemos encontrar algunas formas no geométricas que también tendrán su cabida en nuestra decoración.

En Vittello podrás ampliar información con toda una serie de imágenes con ideas clave en las que podemos basarnos para decorar con cojines; échales un vistazo, sigue estas normas y lograrás la decoración que tanto tiempo llevas buscando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *